Skip to content

Novedades en el Mercado inmobiliario hispano

Mientras que muchos de los hispanos que trabajan hoy en día en Estados Unidos, se las arreglan para seguir realizando enviar dinero a México y a otras partes de Latino América, también se las ingenian para invertir su dinero en comprar su primera vivienda. Esto se ha dado tan frecuentemente, que los expertos inmobiliarios creen que el deseo de los latinos por tener un lugar propio puede tener un rol fundamental en el mercado en los próximos años.

De acuerdo al informe  de 24 páginas publicado por la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces, NAHREP (por sus siglas en Ingles), hoy en día, los latinos son el grupo de más rápido crecimiento en el mercado inmobiliario. Esta tendencia ha sido única en toda la historia de Estados Unidos y los llamados compradores "vírgenes de casas" han marcado todo un record.

Por ejemplo, durante los últimos 12 años, más de la mitad – 51 por ciento – del total del incremento neto de las viviendas ocupadas por sus propietarios, han sido hispanos, o lo que se traduce en unos 355.000, según los informes del RIS Media.

Juan Martínez, quien ha sido recientemente nombrado presidente del NAHREP, dijo que este escenario es sólo uno de los últimos signos de la positiva influencia que los latinos han traído al bienestar del desarrollo de la economía eestadounidense.

Agregó que debido a que muchos hispanos hoy en día son responsables con la forma en que administran su dinero, el  mal crédito no es un problema que en un futuro les impida a los latinos  convertirse en propietarios de sus viviendas.

Lo que podría afectar esa realidad es el ritmo acelerado  con que hoy se están comprando las casas – el cual es más rápido que la actualización de los niveles de inventarios que los constructores de viviendas realizan.

Poca oferta,  limita a la industria inmobiliaria
Esto ha sido un problema desde hace varios meses. Por ejemplo, en el último informe publicado por la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en Ingles), las ventas pendientes de casas – que son las transacciones de bienes raíces sobre la base de cuántos contratos se han firmado – se redujo aproximadamente cinco décimas de un por ciento en febrero. La razón de esta disminución se dio por la poca cantidad de casas disponibles.

Lawrence Yun, jefe economista de NAR, indicó que las empresas de construcción tienen la llave para frenar esta disminución.

"Realmente, sólo la construcción de nuevas viviendas puede ayudar a aliviar la escasez de inventario, la construcción de viviendas tiene que incrementar en al menos un 50 por ciento desde los niveles actuales", dijo Yun.

Predijo que la curva en que la compra de propiedades se desplace  a lo largo de los próximos meses, dependerá en gran medida de la mejora de los niveles de inventarios limitados, lo que él dice podría ser efectuada si las regulaciones para las empresas de construcción fuesen menos pesadas. Evitando así,  algunos de los trámites burocráticos involucrados con la producción inmobiliaria.

Si bien, los latinos parecen ser el principal motor detrás de la compra de la primera casa, los niveles de propietarios hispanos  han caído sobre una base porcentual.

Según el informe del RIS Media, alrededor del 46 por ciento de los hispanos son dueños de una casa, en comparación con el 47,5 por ciento del 2010. Esto significa una baja  porque hoy en día hay más personas de origen latino en los Estados Unidos que hace tres años.

El informe también revela otros aspectos de la vida de la comunidad latina  en los EE.UU.  Por ejemplo, el poder de compra – o la cantidad que una determinada comunidad contribuye a la función económica de un país –  la cual se ha incrementado considerablemente entre los hispanos. En la actualidad supera el $ 1 billón y se prevé que alcance los $ 1,5 billones en el plazo de dos años.

Mucho de esto puede derivar de los niveles de educación que los hispanos están logrando. El informe de la NHAREP muestra que los latinos representan el segmento más grande de las minorías matriculados en las universidades. Ellos lo están haciendo bien, pues una vez que se gradúan de las escuelas, también siguen teniendo un buen desempeño, ya que cuatro de cada 10 ganan un promedio de aproximadamente $ 50.000 cada año.

Read more from Xoom Envios

Comments are closed.