Skip to content

Tercer encuentro Pacquiao-Márquez, la controversia continua

Una de las peleas más esperada de los últimos tiempos se llevó a cabo el pasado fin de semana en el hotel casino MGM Grand en Las Vegas Nevada. El enfrentamiento entre el filipino Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez, al igual que las dos peleas anteriores, acabó en una decisión polémica.

Según comentaristas de sitios de internet como FoxSports y Univisión deportes, el mexicano fue el primero en salir al cuadrilátero, apoyado por las voces de sus fans. Desde el principio Márquez dominó la pelea, sus derechazos impactaron al filipino. Los primeros rounds fueron de estudio y los siguientes mostraron la superioridad del mexicano.

Finalmente, ambos peleadores fueron a sus esquinas para escuchar los resultados 114-114; 115-113 y 116-112 a favor de Pacquiao y los abucheos no se hicieron esperar.

Márquez salió con aplausos del cuadrilátero y declaro: “Creo que si las dos primeras peleas fueron un robo, este aun fue más claro”. En tanto que el campeón peso pluma declaró: “Para mí fue un triunfo claro. Hice meritos para llevarme el titulo”.

Sin embargo para la prensa especializada estadounidense el triunfo no está tan claro, pues se le consideró más un empate o un encuentro a favor de Márquez. La pelea nuevamente” termina en controversia y sin que se despejen interrogantes”, publica el New York Times en la crónica de la pelea.
El Wall Street Journal también coincidió en que esta pelea debía responder a la interrogante de quien de los dos boxeadores era mejor, sin embargo ahora hay más dudas que respuestas satisfactorias.

El diario angelino Los Ángeles Times señala que el malestar del público fue tan profundo que los abucheos ahogaron las declaraciones del campeón. “Nadie pudo escuchar una palabra de lo que dijo, y a nadie parecía importarle”, señaló.

Para dar una respuesta ante todas las reacciones por partes de la prensa y seguidores, el promotor Bob Arum ofreció dar un cuarto enfrentamiento para salir de las dudas una vez por todas y poner fin a las controversias. “Estoy determinado a encontrar un ganador oficial”, señaló.

Para Márquez una revancha no está en sus planes, pues está muy frustrado por el desempeño de los jueces que incluso está considerando la posibilidad de retirarse.

El filipino por su victoria se lleva 25 millones de dólares, mientras que Márquez se va a casa con cinco millones de dólares más el 2 por ciento de las ventas de Pague por Ver (PPV). Muchos celebraron esta controversial pelea con envíos de dinero hacia su natal México y Filipinas.

Comments are closed.